Prepara a tu equipo para el presente

El futuro te acabará alcanzando.

Formación para empresas

¿Realmente sabe tu equipo trabajar como tal? Si es así ya tienes resuelta la mitad de la ecuación, porque muchas veces el primer problema es que los equipos de trabajo no funcionan como tales y deben tomarse medidas encaminadas a que el equipo funcione como debe.

Cada miembro debe asumir su rol, cumplir con su responsabilidad y ejecutar las tareas que tenga encomendadas de la mejor forma posible, siempre de acuerdo con unos valores y principios éticos y dentro de la filosofía de la empresa.

Reaprende lo que ya sabes

En los procesos de formación continuados, que cada empresa debe acometer periódicamente, se pueden encontrar muchas de las respuestas a las cuestiones que se plantean para mejorar los procesos de producción y atención al cliente.

Es en especial en este último caso, donde el margen de mejora suele ser espectacular. El trato que ya das a tus clientes puede ser aún mejor y la forma de atraer y fidelizar a nuevos usuarios de tus productos podría estar más cerca de lo que piensas, a un par de clics de ratón.

Utiliza nuevas y/o mejores herramientas

Muestra a tu equipo lo que las nuevas tecnologías pueden hacer para ayudarles en su labor, ya sea en la gestión documental, en la gestión de procesos de atención al cliente o, incluso, en algo tan cotidiano como la gestión del correo electrónico.

¿Has calculado alguna vez cuántas horas de trabajo no productivo se pierden en tu negocio en procesos rutinarios? La organización de tareas tanto administrativas como comerciales puede ser una nueva y potente herramienta para conseguir más y mejores resultados.

¿Crees que tu personal NO necesita formación?

Compruébalo en nuestro test gratuito y recibirás los resultados en el correo electrónico que nos indiques

Acceso al test >>

Formación para empresas Hecha a medida para tu equipo

Según estadísticas oficiales solo una de cada tres empresas de tamaño medio forma a sus trabajadores. Tu competencia ya lo hace, así que tú decides.

Esta formación para empresas es una nueva línea enfocada a la calidad de los servicios, el marketing y la experiencia de compra del cliente y se está convirtiendo en un factor crítico diferencial para empresas de todo el mundo.

Cada vez está más claro que las empresas que ofrecen una mejor experiencia de compra a sus clientes obtienen más ingresos, fidelizan más y mejor a sus compradores y convierten en recurrentes los ingresos que antes eran puntuales.

Estas empresas, en definitiva, ganan en rentabilidad y valor.

La gestión documental está enfocada a controlar los flujos de trabajo de tu empresa; o lo que es lo mismo, a conseguir que todos los procesos sean conocidos por todos los empleados, se hagan siempre de la misma forma (con independencia de quién los haga) y sean lo más automáticos posible.

El tratamiento de documentos en formato electrónico permite agilizar la ordenación y clasificación y reducir notablemente los tiempos de tratamiento de documentos empleados. Pero es que, además, reduce tus costes en papel y consumibles y, sobre todo, en el espacio que necesitas para almacenar esa documentación.

Te sorprenderá lo que puedes reducir tus costes cuando te pases a la gestión documental inteligente.

La formación en ofimática es algo que se da por sentado en todas las empresas, pero que rara vez se cumple. Si bien es verdad que las principales suites ofimáticas son bien conocidas por todos, especialmente Office de Microsoft, son muy pocos los usuarios que sacan todo el partido de estos programas.

En cualquier caso los continuos cambios de interfaz obligan al reciclado constante de los trabajadores para aprovechar las nuevas mejoras incorporadas en las actualizaciones.

¿Saben tu trabajadores, por ejemplo, organizar toda la agenda de tu negocio y centralizar las respuestas y los envíos a través del correo electrónico?

Los resultados esperables después de cada acción formativa varían en función del problema que pretendíamos solucionar. Pero, en general, debemos tener en cuenta que la acción formativa no acaba hasta tanto no hemos verificado la implementación real de la solución. No se trata sólo de impartir un curso, se trata de poner en práctica las soluciones propuestas.

Después será cosa tuya que tus equipos de trabajo continúen aplicando los métodos que han aprendido y alcancen la suficiente madurez como para enfrentar sus propios procesos internos de reciclaje.

No olvides que la formación es crucial para tu empresa, tanto a nivel estratégico, como de desarrollo de los trabajadores que conforman tu plantilla.